PortadaRetropie

En esta publicación veremos los pasos para intalar RetroPie una distribución preparada para contener muchas  plataformas y poder jugar a tus juegos favoritos.

Elementos a utilizar

  • Una Raspberry Pi 3 B+.
  • Fente de alimentación de 3 Amp.
  • Un teclado .
  • Una imagen de retroPie
  • Una tarjeta SD de al menos 16 Gb o 32 Gb,

Descargando y grabando la imagen

Lo primero que tendrás que hacer es descargarte la imagen de RetroPie que hay disponible desde la página web del proyecto. Ocupa unas 800 Megas, guárdala a buen recaudo, porque después vamos a utilizarla. Viene en formato zip, descomprímela. Mete tu tarjeta SD en el lector de tarjetas, conéctalo al ordenador y a copiar la imagen.

Preparamos la Memoria SD

En Windows  conviene emplear un aplicación determinada para formatear  tarjetas SD o micro SD .

Si bien no es un paso estrictamente necesario, si no lo usamos podemos tener errores  en el futuro, por lo cual resulta aconsejable su uso.

Existen varias herramientas específicas para formatear tarjetas SD o micro SD. Una excelente alternativa es emplear “SD Card Formatter “de la propia asociación SD “SDA”, que está disponible en este link .

Primero descargamos la aplicación.Después  elegimos la unidad correspondiente a la tarjeta SD o micro SD, y la formateamos.

Para grabar la imagen Iso

El programa a utilizar es Win32 Disk Imager, te lo descargas y lo instalas. Ejecutas el programa en modo administrador y sigues los siguientes pasos:

  1. Elige la unidad de destino (por defecto se seleccionarán las unidades extraibles).
  2. Selecciona la imagen que te has descargado anteriormente.
  3. Das al botón write

En unos 20 minutos ya tienes tu tarjeta SD preparada para insertarla en un Raspberry Pi .

Arranque de Retropie

Inserta tu tarjeta SD en la Raspberry Pi 3 B+,  simplemente ponla en la ranura, conecta un teclado, enchufa la alimentación y ya sólo queda esperar, el primer arranque tarda unos minutos. Verás aparecer unas letras en pantalla, y después de un rato verás la interfaz de EmulationStation.

El interfaz donde podrás acceder a todos tus juegos  usando los emuladores que vienen incorporados.

Toca configurar un mando, en este caso el teclado, para manejar sólo el interfaz, configúralo como quieras, y asigna las teclas de tal manera que sean fáciles de recordar para ti. Al terminar con eso, veremos la interfaz de EmulationStation. Utiliza el  el teclado para ingresar al menú de RetroPie, y entra a «RetroPie Setup». Si la conexión a Internet es vía WiFi (al usar Ethernet, el ordenador ya debería estar conectado), primero hay que visitar la sección WiFi. Escoge «Connect to WiFi network», busca tu red, e ingresa la contraseña. Con el acceso a Internet ya establecido vamos a «RetroPie Setup», y elegimos «Update All Installed Packages». Confirmamos la operación… y esperamos. Todo depende de qué tan actualizada se encuentre la imagen original de RetroPie. El promedio es de 30 minutos. De regreso en el menú, vamos a «Perform Reboot» para aplicar los cambios.

El menú de RetroPie es el siguiente paso para continuar con la configuración

Existen varios atajos a la hora de transferir ROMs, pero esta vez nos vamos a quedar con el más sencillo, que es a través de un pendrive USB. Formatea el pendrive en FAT32, y crea una carpeta en su interior llamada «retropie». Ahora, conecta el pendrive al Raspberry Pi, y aguarda unos cinco minutos. Si el pendrive tiene una luz indicadora, la espera es hasta que deje de parpadear. ¿Por qué sucede eso? RetroPie está creando en forma automática diferentes carpetas y archivos de configuración.

 
Hay  diversos sitios, pero principalmente de estos podes bajarlas las ROMs:
 
www.archive.org (en la barra de busqueda le pones roms mame)

una vez bajado las Roms de los juegos preferidos.

Finalizado el proceso, conecta el pendrive otra vez en tu ordenador, y entra en la carpeta retropie. Allí verás nuevas carpetas, pero la que nos interesa por el momento es «roms». En su interior veremos una carpeta para cada emulador. Copia tus ROMs descomprimidas en la carpeta correcta (por ejemplo, las ROMs de Super Nintendo en «snes», y así), y una vez terminado, conecta el pendrive cargado al Raspberry Pi encendido.

¿Cuánto hay que esperar aquí? Nuevamente, depende de algunas ROMs son pequeñas y se transfieren en cuestión de segundos, pero si quieres jugar imágenes de PlayStation con cientos de megabytes, hablamos de 20 o 30 minutos adicionales. Completada la transferencia, reinicia EmulationStation presionando «Start», entrando al submenú «Quit», y escogiendo «Restart EmulationStation».

Al completar la transferencia, reinicia EmulationStation

Y a jugar, los recordados juegos de diferentes plataformas.

Saludos Carlitos

views
72


ElectroMercado

  • raspberry_pi
0 Comentarios

Contesta

CONTACTANOS

Esta es su red social de tecnología para compartir tus ideas y proyectos .Puedes enviarnos un correo si tienes dudas.Nos vemos

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account